IURD TV EN VIVO

domingo, 28 de julio de 2013

JOSE DEL EGIPTO CAPITULO 27

José de Egipto - CAPÍTULO 27 °

Mira aquí en Ejército Universal del capítulo 27 miniseries José de Egipto en su totalidad, que se exhibió en Record en 24/7 a las 21:30.


sábado, 13 de julio de 2013

MENSAGE DEL OBISPO MACEDO ´´SIN APEGO``

                                                      SIN APEGO

Este último miércoles 10, el obispo Edir Macedo, les transmitió un mensaje de fe a todos los oyentes de la Red Aleluya de radio y también a los internautas de la IURD TV. Durante la transmisión, destacó que para tomar posesión de las bendiciones de Dios es necesario no estar apegado a los bienes materiales. También citó que Jacob era un hombre rico y lleno de bendiciones, sin embargo le faltaba algo: convertirse en la propia bendición. Acompañe, en los siguientes fragmentos, cómo Jacob revirtió su situación y logró vencer.
“Cuanto más ansioso y apegado a los bienes materiales está usted, más difícil será tomar posesión de las bendiciones. Dios quiere darle todo lo que usted necesita, pero Él no quiere que usted se rinda a las cosas materiales, pues mientras su corazón esté en esos bienes, más se alejará de la bendición eterna. Dios permite que tengamos riquezas, pero Él odia cuando dejamos que esas riquezas ocupen Su lugar. Su corazón tiene que estar libre para servirlo.
¿Es posible que una persona tenga muchas riquezas y viva como si todo eso no significara nada para ella? Claro que sí. Lo más importante es su comunión con Dios”, explicó.
La riqueza de Jacob
“Jacob era un hombre que poseyó muchas riquezas, aunque sea de forma fraudulenta. Él tenía la bendición de Dios y también la bendición de su padre Isaac, pero no era la propia bendición. Existen muchas personas con dinero y éxito, pero las mismas no tienen paz, no tienen la presencia de Dios; llegan a conquistar, pero terminan perdiendo, sobre todo, su alma.
‘¿Qué aprovechará al hombre si ganare todo el mundo, y perdiere su alma?’ Marcos 8:36
Jacob tenía riquezas y glorias, pero no era la propia bendición. La Universal es el nuevo Israel que lucha con Dios día tras día en favor de las personas, de los afligidos, de los necesitados. Nadie está obligado a nada, estamos aquí por una cuestión de fe, de vocación y de deseo en prosperar la vida de todos. Y, mientras estemos en el sacrificio, entonces tenemos la garantía de Dios para nuestra protección y para convertirnos en la propia bendición. Dios no quiere que seamos la bendición solamente en la iglesia, sino también en casa, en el trabajo, en la calle, donde quiera que estemos.
Cuando la persona es sincera, tiene buenos ojos, su consciencia es latente y sensible a la voz de Dios, y Él nos da la certeza de que sucederá lo que deseamos”, finalizó el obispo.

JOSE DEL EGIPTO CAPITULO 25.

JOSÉ DO EGITO - 25º CAPÍTULO

Assista na íntegra o 25º capítulo da minissérie "José do Egito" que foi exibido na Record no dia 10/7 às 21 e 45.


miércoles, 10 de julio de 2013

PASTOR EVANGELICO FUEN AMENAZADOS POR BRUJOS AFRICANOS. VEA LO QUE PASO....

Pastor fue impugnada por los brujos africanos, mira lo que pasó!

Un pastor de una iglesia evangélica tradicional en África fue impugnada por los brujos africanos, en el video se ve una especie de "intercambio de hechizos." Mire el video y saque sus propias conclusiones:

martes, 9 de julio de 2013

HOMBRE MANIFESTA DENTRO DE SUPERMERCADO

Los espíritus malignos tienen un hombre en el supermercado

Para muchos, el video es bastante aterrador. Un hombre estaba de compras cuando simplemente se comienza a hacer movimientos extraños, como si se está poseído por un espíritu, y los gritos de una manera extremadamente aterrador. Lo que inicialmente podría ser confundido con un ataque, en el video se muestra claramente como algo propiedades más graves, sobrenatural. 

continuación y compartir:

sábado, 6 de julio de 2013

TESTIMONIO DE ISRAEL


SACRIFICIO ES TODO




Nosotros podemos dar lo mejor que tenemos a Dios, pero si no vivimos en

 santidad, esta actitud no representará nada para Él. Porque no importa lo que yo hago, para Dios, sino lo que soy para Él. Nunca se olviden de eso. El sumo sacerdote, cuando entraba en la presencia de Dios, una vez por año, en su cuerpo tenía escrito: “Santidad al Señor”. Y si esa santidad no fuera vivida, de nada sirve todo el trabajo que ejecutemos para Dios. Sus ofrendas y sus diezmos no tienen ningún valor para Él, si usted vive en el pecado.
Muchos piensan que dando una ofrenda gorda en la iglesia están agradando a Dios, pero el mayor sacrificio que alguien puede hacer, para agradar a Dios, es vivir en santidad.
Jesús dijo: ” Por tanto, os digo que si vuestra justicia no fuera mayor que la de los escribas y fariseos, no entraréis en el reino de los cielos.” (Mateo 5:20). Significa que si nosotros nos superáramos nuestro carácter, en nuestro comportamiento, en las acciones de quienes viven con nosotros, estaremos igualados. Y lo que ellos reciban, también lo recibiremos nosotros. ¿De qué sirve que usted llegue a la iglesia  y le diga a Jesús: “Yo te amo”, y llore, y cante, y de ofrendas, y ore, y escuche la Palabra de Dios, si al salir de la iglesia, vive según su voluntad? Si eso sucede, entonces usted está jugando con el Dios eterno, Él no se complace con la iniquidad.
Sepa que cada vez que cometemos una falla con Dios, el diablo va a su presencia para  enfrontarlo, a raíz de nuestras faltas. En proverbios 27:11 dice: ” Sé sabio, hijo mío, y alegra mi corazón; así podré responder al que me agravie.” ¿Quién puede enfrentar a Dios? ¡El diablo! Fue el caso de Job. Cuando vivimos contrariamente a aquello que creemos, estamos dando motivos para que el diablo enfrente a Dios.
Cuando usted estuviera con problemas y dificultades, y eso lo atribula, déjelo en el fondo de un pozo, salga de su casa y mire al cielo. Comience a hacer una evaluación de la grandeza de Dios. Porque cuando miramos hacia Su grandeza, observamos que nuestro problema es insignificante. Esa es la razón de los cielos que Dios nos dio. Fue eso lo que sucedió con Abraham. Él estaba tan atribulado y enojado que llegó al colmo protestarle a Dios que había dejado su parentela y todo lo que tenía, para ir a la tierra que Él ordenó, y ni siquiera logró tener un hijo, tan solo un siervo, como heredero en su casa. Abraham le presentó a Dios la necesidad de un hijo. En otras palabras, una necesidad pequeña frente a lo que Dios tenía para él, pero todavía no lograba verlo.
¿Qué hizo Dios? Pidió que Abraham saliera de la tienda, mirase a los cielos y mirara las estrellas. Entonces los ojos espirituales de Abraham se abrieron. Él pudo entender que Dios le estaba mostrando los innumerables hijos que tenía, los hijos incontables que Dios le daría. En realidad, nosotros somos los hijos de Abraham en la fe. A veces usted se queda triste y mal por un problema tan insignificante; porque terminó enroscándose en este y dejó a Dios de lado.
Pero cuando deja el problema (deja la tienda), mira hacia los cielos, entonces, usted ve la grandeza de Dios. Una actitud que lo hace llegar a la conclusión de que está siendo mezquino al preocuparse por una cosa tan pequeña, cuando Dios le está mostrando Su grandeza.
Dios le dijo a Abraham: “Mira Abraham, ¡todo eso es suyo!” ¡Eso es lo que Dios quiere para nosotros! No solo que demos una casa, un auto, un buen empleo, sino una vida abundante y eterna. Pero para eso, tenemos que abrazarlo con todo nuestro corazón, entregándonos de cuerpo, alma y espíritu en Sus manos. Y si eso no fuera posible, tampoco será posible la otra parte. Primero usted se entrega, después Él te bendice.

miércoles, 3 de julio de 2013

SACRIFICIO PERFECTO
















“¿Cómo saber si mi sacrificio es realmente lo que Dios me pidió?”- Amiga.
Respuesta:
Observe algunos puntos importantes para no ser engañado, pues el sacrificio provoca:
1. Dolor: Lo que Dios me pide causa un “dolor”, pues el Sacrificio duele y duele mucho ya que es laentrega de algo con lo que contamos o de lo que precisamos. Dejamos y sacrificamos para Dios, por ese motivo, si lo que usted va a poner en el Altar no le causa “DOLOR”, entonces, no es sacrificio. Dios sabe qué pedir para realizar nuestro sueño: a Abraham, le pidió Isaac, el hijo que más amaba y a Moisés le pidió que vaya solo a Egipto (pero Dios estaba con él);
2. Dependencia: El sacrificio provoca la “dependencia” total de Dios, la persona queda 100% en dependencia de Dios, sin reservas. Quien sacrifica hace de Dios, su último recurso y no cuenta con nada más; solo con Dios y su fe en Él.
3. Seguridad: Esa actitud de dar lo que Dios pidió trae una seguridad interior, pues existe la certeza absoluta de que Él realizará el sueño mayor o resolverá el problema imposible;
4. Desafío: Si el sacrificio pedido por Dios no lo pone en una posición de desafío, de vida o muerte, de todo o nada, de “o venzo o me destruyo”, entonces, no es sacrificio, pues, lo que Dios nos pide nos empuja a una posición de desafío.
5. Renuncia: Debemos entender que nuestra carne huye del sacrificio, ya que el sacrificio que Dios pide nos lleva a una gran y total renuncia, ya que lo que queremos es sumamente superior a lo que sacrificamos.
Si no hay dolor, dependencia, seguridad, desafío y renuncia, entonces, ¡no hay sacrificio!
(*) Respuesta extraído del blog del obispo Júlio Freitas.